Canal RSS

Ortodoncia callejera: el negocio ilegal de la vanidad

Publicado en

Tener una bella sonrisa es el sueño de muchos y ahora la moda es adonarla con brackets. Para ello las personas acuden a la calle donde individuos inexpertos pueden colocárselos a un costo mucho más económico que en un consultorio médico 

http://www.ivoox.com/ligas-x-bolivares_md_2187610_1.mp3″

A muchos venezolanos les gusta cuidar su apariencia, utilizar carteras de marca, vestirse con las últimas tendencias, llevar el corte de cabello de la temporada o pintarse las uñas con los colores más populares, pero ¿hasta qué punto son capaces de llegar para estar a la moda? En ocasiones la vanidad puede borrar los límites entre lo bueno y lo malo, lo sano y lo peligroso, pues las personas actúan irracionalmente con tal de mantener el estilo del momento.

Prueba de esto es la ortodoncia callejera, donde los buhoneros encontraron un negocio lucrativo pero ilegal al que acuden personas por moda o por aparentar un determinado estatus sin importar los riesgos que esto implica. Luis Daniel, “el liguero de Sabana Grande”, explica que las personas se colocan los brackets en plena vía pública  “por pura moda, ‘paveo’ o para aparentar algo que no tienen. Como dicen algunos que llegan aquí: se los ponen nada más porque la gente sabe que lo usan los que tienen plata y para aparentar que tienen real se los ponen. Se ven sifrinas pues”.

Dicha práctica ilegal demuestra una falta de valores. Por parte de los buhoneros ortodoncistas que incurren en esta actividad sin importar las normas y los daños físicos que puedan ocasionar, como también de los clientes que recurren a estos sitios consientes de los riesgos que implica realizarse este tipo de procedimientos sin ningún control sanitario y en manos de personas no profesionales.

La ortodoncia según los libros 

De acuerdo con el portal web definicionabc, la ortodoncia es “la especialidad dentro de la odontología que se dedica especialmente a estudiar, diagnosticar y tratar las malformaciones y los defectos de la dentadura de los seres humanos. Las anomalías más comunes que existen en torno a la dentadura son: la forma, la posición, la relación y función de las estructuras dentomaxilofaciales, entre otras. Entonces, ante cualquiera de estos escenarios y haciendo uso del control de diferentes tipos de fuerzas, la ortodoncia, se ocupará de prevenir, diagnosticar y en el caso que sea necesario, de corregir las alteraciones existentes, para de este modo recuperar la correcta disposición y salud dental”.

Para llevar a cabo esta práctica es  necesario utilizar aparatos fijos conformados por elementos que se adhieren a los dientes mediante unos arcos metálicos y un conjunto de ligas, los cuales tienen como función principal modificar la posición de los dientes. La doctora Beatriz Gómez, ortodoncista principal de Clínicas Dentales Integradas (CDI) destaca la importancia de que la persona tenga una mordida correcta y que los dientes y los maxilares estén en su lugar porque esto influye en su manera de hablar y de masticar.

Gaceta Oficial número 36.843

Gaceta Oficial número 36.843

Para poder lograr estos objetivos es necesario que dicho procedimiento se realice en lugares aptos para ello y por profesionales en la materia. Además, deben cumplirse todas las leyes y normas que rigen las prácticas médicas en el país. Por lo tanto, es importante tener presente en un primer momento la Gaceta Oficial número 36.843 y el artículo 83 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, el cual establece: “…Todas las personas tienen derecho a la protección de la salud, así como el deber de participar activamente en su promoción y defensa, y el de cumplir con las medidas sanitarias y de saneamiento que establezca la ley, de conformidad con los tratados y convenios internacionales suscritos y ratificados por la República”.

Es importante el artículo 1 de la Gaceta Oficial número 36.843

Es importante el artículo 1 de la Gaceta Oficial número 36.843

Los artículos 4, 5 y 10 de la Gaceta Oficial número 36.843 son particularmente pertinentes para el tema en estudio

Los artículos 4, 5 y 10 de la Gaceta Oficial número 36.843 son particularmente pertinentes para el tema en estudio

Tomando esto en cuenta, la ortodoncia callejera es una práctica ilegal porque no cumple con las normas de control sanitario que establece el departamento de Regulación y Control de Materiales, Equipos, Establecimientos y Profesiones de Salud, del cual es coordinadora la doctora Maigualida. Ella afirma que los que realicen algún tipo de procedimiento médico deben registrar los productos empleados en el ministerio y no pueden practicar este tipo de actividades en la calle sino en un área destinada para tal fin.

Conociendo la ortodoncia callejera

Existen varias modalidades de la ortodoncia callejera. Por un lado está la que presuntamente busca mejorar la salud bucal, realizada por odontólogos que se ven tentados a incursionar en el campo sin estar educados para ello, solo persiguiendo beneficios económicos. Así lo advierte el vicepresidente de la Sociedad Venezolana de Ortodoncia, Carlos Julio Lemoine, quien agrega que esta práctica la realizan en consultorios o en sus propias casas. A ellos les hace un llamado: “No pueden trabajar con este tipo de pacientes, deben saber hasta dónde les alcanzan sus posibilidades  o conocimientos”.

El otro modo de ejercer la ortodoncia es en la calle y por personas que sin ningún tipo de conocimiento profesional simplemente descubrieron en esta práctica un negocio que les permite sobrevivir la difícil situación del país. “El Morocho” es un liguero ortodoncista que se ubica en las escaleras del Centro Comercial El Recreo y comenta: “Lo empecé a vender por negocio. Ahorita lo que vale es la moda y el dinero, porque todos no somos ricos, no tenemos dinero y los precios están muy altos. Nosotros los pobres necesitamos mantener algo por paveo, por eso los compramos en la calle”

http://www.ivoox.com/ortodoncia-callejera_md_2182063_1.mp3″

 

Boulevard de Sabana Grande

Boulevard de Sabana Grande

Los popularmente conocidos, ligueros, se encuentran en las zonas y avenidas más concurridas de Caracas, como Sabana Grande, el Centro, Plaza Venezuela, Petare y Las Adjuntas; sin embargo, ello ha trascendido las fronteras de la capital y ha llegado a otras ciudades importantes del país como Valencia y Barquisimeto. Estos personajes se colocan en vías públicas, a plena luz del día, con una caja de plástico que contiene: brackets, alambres, ligas de colores separadas o corridas, cera, pega y el explorador (instrumento que utilizan para cambiar las ligas).

La caja con los materiales para realizar la ortodoncia callejera

La caja con los materiales para realizar la ortodoncia callejera

Carelys y Luis Daniel, dos ligueros esperando a sus clientes

Carelys y Luis Daniel, dos ligueros esperando a sus clientes

      

El mecanismo de trabajo es muy parecido al de cualquier buhonero. Parados en la calle esperan que se les acerquen los clientes. Hay personas que buscan el kit y las instrucciones para colocarse los brackets en sus hogares. Otras sí obtuvieron sus aparatos fijos en una clínica pero, para ahorrarse el gasto que implican las consultas, prefieren comprar las ligas para cambiárselas ellas mismas.

Lisett Ortega, cliente que le compra a los buhoneros las ligas para cambiárselas ella misma.

Lisett Ortega, cliente que le compra a los buhoneros las ligas para cambiárselas ella misma.

Tal es el caso de Lisett Ortega, quien puntualiza que a una clínica se debe asistir por cita mensualmente pero las ligas pueden “perder el color y verse desagradables” antes de ese tiempo, por ello prefiere dirigirse a Sabana Grande y comprar los materiales para hacerse personalmente el mantenimiento: “No es complicado, es fácil. Al principio tienes que usar algo tipo pinza para quitártelas y estirar las nuevas. Cuesta porque son chiquitas y súper cerradas pero cuando te acostumbras ellas mismas se adaptan a los aparatos”.

Una situación similar es la de Michelle Rojas, quien es militar por lo que se le dificulta hacerse el debido mantenimiento, pues sale del servicio una vez por mes. Esto la llevó a tomar la decisión de acudir a los buhoneros ortodoncistas.

La última modalidad de la práctica en cuestión tiene que ver con las personas que sabiendo los riesgos y estando conscientes de que estos no son ortodoncistas ni están tomando las medidas de sanidad necesarias, confían en ellos para que les coloquen los brackets con el fin de mantenerse a la moda.

Uno de los compañeros de “El Morocho”, a las afueras de El Recreo, es Carlos Ortega, nombre por el cual pidió que se le llamara. Este liguero sostiene: “La mayoría viene por paveo. Por lo menos yo les digo: Mira, para ver cómo tienes los dientes. Si es ortodoncia no me meto en eso, les digo que vayan al doctor. A esto su colega agrega: “Los padres ahorita le dan todo a sus hijos por beneficio de que no se metan a mala conducta. Lo hacen por complacerlos y por tener algo que se les vea bello en la cara”.  .

Como vicepresidente de la Sociedad Venezolana de Ortodoncia, el doctor Lemoine ha recibido información respecto a este tema: “Hay unos que lo hacen por paveo como dicen. Es por cuestiones de estatus, de moda, para lucirlos o para incluso ir a una fiesta o para una temporada o verano”. Exactamente, esto lo admitió el ortodoncista callejero, Luis Daniel: “El domingo me los pongo porque tengo una fiesta y quiero sentirme de real. Y el lunes me los quito”.

El nivel de vanidad en la población venezolana es tan particular que ocurren casos como el que narra la Dra. Gómez. Ella comenta que una vez asistió una paciente a su consultorio con cristales de Swarovski entre los brackets, los cuales le habían ocasionado pequeñas lesiones en la parte interna de los labios. A pesar del daño, la persona fue con la intención de que le solucionaran su problema pero esperando que le volvieran a colocar los brillantes: “Cosa que evidentemente no hicimos”.

Los materiales

Ligueros aseguran que el frasco blanco con rojo contiene la misma pega que emplean los ortodoncistas profesionales

Ligueros aseguran que el frasco blanco con rojo contiene la misma pega que emplean los ortodoncistas profesionales

Carelys, la amiga de Luis Daniel que lo introdujo en el negocio, asevera: “Son las mismas ligas y pegas que usan los odontólogos, la única diferencia es que yo no soy odontóloga”. Todos los demás ligueros entrevistados también enfatizan que el pegamento que utilizan es el original. Sin embargo, expertos aseguran que esto es imposible.

El Dr. Lemoine recalca que no puede ser cierto que utilicen el mismo pegamento que emplean los verdaderos ortodoncistas porque es sumamente costoso. Además argumenta que la resina necesita cuidados y tratamientos especiales que no pueden realizarse en la calle, así como también un aislamiento completo y preparación del esmalte dental para que no falle. A esto la Dra. Gómez añade que las nuevas resinas requieren de foto curado, es decir, un procedimiento con luz que debe ser aplicado en un consultorio.

Este engaño al que someten los ligueros a sus clientes es una de las principales razones que convierte en ilegal esta práctica, tal como lo estipula el artículo 117 de la Constitución Nacional: “Todas las personas tendrán derecho a disponer de bienes y servicios de calidad, así como a una información adecuada y no engañosa sobre el contenido y características de los productos y servicios que consumen; a la libertad de elección y a un trato equitativo y digno. La ley establecerá los mecanismos necesarios para garantizar esos derechos, las normas de control de calidad y cantidad de bienes y servicios, los procedimientos de defensa del público consumidor, el resarcimiento de los daños ocasionados y las sanciones correspondientes por la violación de estos derechos”.

Solicitud de registro sanitario o renovación de materiales y equipos de salud

Requisitos para solicitud y/ o renovación de registro sanitario de empresa de materiales y equipos de salud

Requisitos para solicitud y/ o renovación de registro sanitario de empresa de materiales y equipos de salud

Requisitos para solicitud y/o renovación de registro sanitario de materiales o equipos

Requisitos para solicitud y/o renovación de registro sanitario de materiales o equipos

De hecho, el Ministerio del Poder Popular para la Salud adquirió y analizó el pegamento utilizado por los buhoneros ortodoncistas, lo que les permitió comprobar que es un material conocido popularmente como Pega Loca. Esto lo corrobora el Dr, Lemoine, quien ha recibido información de que además de dicho material también están utilizando  pega de uñas acrílicas: “Te lo puedo asegurar que el que usan para los brackets no es el original. Dicen que la composición debe tener elementos hasta de cianuro, lo cual es veneno”.

Carelys revela que le compra los materiales originales a un proveedor, pero desconoce donde este los obtiene

Carelys revela que le compra los materiales originales a un proveedor, pero desconoce donde este los obtiene

El resto de los materiales empleados por estos comerciantes informales tampoco es de calidad, tal como lo recalca la Dra. Gómez: “Tenemos conocimientos de brackets chimbos. La tecnología del aparato es lo que hace que realmente sea efectivo y por eso es el costo. Obviamente los aparatos que tienen mayor capacidad de movimiento y menos fricción son los de alta tecnología. Existen los chinos que los vi en Mercado Libre y cuestan 50 o 60 bolívares el kit, lo cual es absurdo. Así es  imposible hacer algo de calidad”.

Los riesgos de la ortodoncia callejera

Los que deciden someterse a la ortodoncia callejera por el deseo de estar a la moda se arriesgan a sufrir grandes consecuencias. La doctora Adriana Méndez, quien trabaja en un consultorio del Centro Comercial City Market de Sabana Grande, enumera como posibles efectos secundarios de los brackets improvisados: las enfermedades periodontales, encías inflamadas, nuevas caries o agravación de las ya existentes. Específicamente, esta ortodoncista cuenta que un día atendió a una paciente que se había arrancado los aparatos fijos por lo que le quedaron restos de Pega Loca en la boca, ocasionándole irregularidad en el esmalte dental.

La revista Vargas Inside, publicó en el artículo Ortodoncia callejera: una práctica poco prudente que los siguientes son algunos de los riesgos a los que se enfrentan los que se colocan frenillos en la calle con personas inexpertas: lesiones en tejidos blandos (quemaduras en encías, lengua y labios); reabsorción de las raíces dentarias, lo cual puede conllevar  a la pérdida de la pieza dental; y daños en la musculatura de la articulación témporomandibular.

Por su parte, el Dr. Lemoine recalca: “En ortodoncia, te lo digo así fríamente, no se ha muerto el primero, pero estoy seguro que se va a morir uno y no va a ser porque le pusieron el bracket, sino de la hepatitis, el sida, o cualquier tipo de enfermedad de transmisión”.

Medidas para contrarrestar la situación

El Dr. Lemoine declara que la Sociedad Venezolana de Ortodoncia lleva años trabajando para proteger al público de estas prácticas ilegales. Afirma que sus miembros buscan estar enterados, por lo que reenvían las informaciones o noticias que aparecen en los medios. “Nosotros como institución  no podemos meter preso a nadie, denunciarlo, demandarlo”, esclarece que como institución se pronuncian ante el problema y reciben las denuncias que luego canalizan hacia los entes competentes como el Colegio de Odontólogos, el Ministerio de Salud y a la misma policía.

Sobre las acciones de la Sociedad de Ortodoncia la Dra. Gómez opina: “Pienso que hay un vacío. Se han pronunciado al respecto, se habla de ortodoncia con responsabilidad y se trata de darle a la población el conocimiento que esto no puede ser una situación de moda, que se use por lucir, sino que es una cuestión de salud. Pero creo que falta mucho de nosotros como gremio para manifestar la importancia de tener responsabilidad”.

Por su parte, como ente al que le compete esta situación, la coordinadora del departamento de Regulación y Control de Materiales, Equipos, Establecimientos y Profesiones de Salud anuncia que desde el Ministerio de Salud se han enviado comunicados informando a las que personas que no asistan a este tipo de prácticas, así como también exhortando a los proveedores para que no les vendan los productos a los comerciantes informales.

Además revela que con el apoyo de la Guardia Nacional han realizado inspecciones en diferentes sectores del estado Miranda. Allí les dicen a los ligueros que su actividad es ilegal, le decomisan su mercancía, pero aclara que luego de unos días estos vuelven. Prosigue explicando que “se están estudiando los tipos de sanción de acuerdo a lo que estipula la ley”.

Los oficiales Torres y Romero, miembros de la Policía Municipal Libertador, dilucidan que los ligueros no tienen permiso y no puede ejercer este tipo de actividades porque es comercio informal, el cual está prohibido en todos lados mientras no posean los permisos pertinentes. Frente a esta situación las autoridades tiene la orden de decomisar la mercancía que será devuelta una vez que cancelen una sanción administrativa que emana la alcaldía municipal. Sin embargo, la Dra. Maigualida recalca que estos materiales no deben regresarse a los comerciantes.

Para contrarrestar este delicado tema de salud pública, el presidente del Colegio de Odontólogos de Venezuela, Pablo Quintero, destacó en el programa Soluciones del canal Globovisión: “Nosotros hemos iniciado una campaña nacional para exhortar a la población a que no acuda a este tipo de servicio ilegal, a través de la web está publicada la lista de ortodoncistas acreditados en el país”.

El por qué de la ortodoncia callejera

Como cualquier enfermedad o problema, hay que conocer primero las causas para poder contrarrestar la situación.

Luego de todo lo expuesto es evidente que existe una pérdida de valores en la sociedad venezolana que ha llevado a muchos a actuar anárquicamente. Además, tal como lo apunta el Dr. Quintero, la proliferación de estos negocios clandestinos pone en evidencia la “vanidad propia del venezolano” y demuestra que la misma puede llevar a las personas a actuar irracionalmente.

Finalmente, las personas pueden verse atraídas hacia esta actividad porque en el sistema de salud “son muy limitados los servicios de ortodoncia como especialidad, apenas hay experiencias en algún hospital del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales”, expuso el presidente del Colegio de Odontólogos. Este puntualiza que habría que pensar en la posibilidad de incluir a la ortodoncia en el segundo nivel de atención del sector público de salud, tal como ocurre en los países de primer mundo, donde muchos de los tratamientos correctivos y perceptivos están cubiertos por el Estado, agrga la Dra. Gómez.

El problema existe, los organismos competentes están conscientes de él pero parece que no han hecho lo suficiente para contrarrestar esta situación, porque en vez de disminuir, la moda sigue creciendo y la ortodoncia callejera se populariza aún más con el pasar del tiempo. Parece una lucha difícil de ganar, ya que cambiar la mentalidad de las personas no es una tarea fácil.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: